miércoles, 15 de agosto de 2007

INSTRUCCIONES PARA ELEGIR UNA MUJER


Cuando un hombre llega a cierta edad es inevitable tendrá que elegir a un espécimen del sexo opuesto; para compartir su casa, tener hijos y perpetuar la existencia de sus genes. El hombre intentará buscar una mujer que cocine como su madre, que después del trabajo lo reciba con masajes en la espalda, que no berrea por el desorden de su ropa sucia y aunque fuese, un poco, se parezca a la modelo de la última revista mensual. Lastima, mi querido lector masculino, que dichas mujeres están extintas o son nonagenarias encantadoras en sillas de ruedas. Las últimas décadas y los movimientos feminista han terminado por enclaustrar este tipo ideal de compañera a las pesadilla más aborrecible de la mujer contemporánea. Es triste, pero la metodología deberá ser distinta para que usted haga su elección o mejor dicho para que no sea "la presa" de una Artemisa diestra.

No se fije de las apariencias, procure buscar en la aleatoriedad de la rutina diaria pues la teoría del cazador hace mucho tiempo caducó ante la inteligencia femenina. Elija a alguien compatible con quien pueda hablar, así las interminables noches de verano en la cama nupcial serán más llevaderas, si se enamora elimine la opción pues la pasión y en última instancia el amor son pésimos nadadores en medio del océano del matrimonio. Recuerde que las mujeres no son la solución pues siempre han sido la causa del problema, haga memoria y encontrará nombres femeninos en la historia como: Eva, Helena de Troya o María Antonieta. Aunque estos casos anteriores son extremos, debe tener en cuenta que las mujeres son un mal necesario; son ese chispazo que te levanta por las mañanas, que te atormenta y enloquece, la inspiración del poeta desprovisto, el abrigo de los niños, el terreno fértil de la vida y las poseedoras de la similitud excluyente.



P.D. Redactado en julio del año 2005. Cuando aún me consideraba misántropo; lastimosamente perdí esa condición. Y este texto al parecer es el resago de la lectura inconciente de algun libro tonto de autoyuda.

6 comentarios:

Paul Quispe dijo...

¿Eres tù, Garo? Nunca habìa visto un texto tuyo de esta naturaleza; es muy simple el lenguaje, aunque no el sentido, del texto.Ademàs parace un estudio antropològico.Jeje. Es un buen análisis, sin embargo no me parece que hay poesía en él. De todos modos es bueno.
Saludos.

WALTER TOSCANO dijo...

HABLA, GARO:}
PUDE HABER DICHO HABLA BARRIO...SEGUIDO DE UN JA...
ESTOY DE AKUERDO KON MUCHAS DE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE TEXTO.
ENTRE ELLAS, ESTA:
"...las mujeres son un mal necesario; son ese chispazo que te levanta por las mañanas..." TE LEVANTA KE? EL ANIMO? EL ORGANO SEXUAL? AMBOS?
PERSONALMENTE, ME LEVANTAN AMBAS KUESTIONES...
... Y ME KEDO KON LO KOMPATIBLE, ESO SI.

AGREGARE UNA MUJER MAS:
K...
Y OTRA MAS: VAN...
SALUDOS ---
OE GARO, LA SOMBRA ME ARRASTRA Y NO SE A DONDEEEEEEE!!!!!!!!

Gonzalo Del Rosario dijo...

Para serte sincero, me encantan las mujeres, toda mujer hermosa es bienvenida para mí, las otras . . . tendrán que leer mucho para satisfacerme.

peluka dijo...

bastante ingenuo diría yo

u.u dijo...

haha las mujeres...son...
...
no se puede generalizar a las personas u_u

mariels dijo...

definitivamente jaja un libro de autoayuda